Chili con carne

En plan de adaptación a esta tierra, el otro día hice chili con carne, un plato típico de la cocina Tex-Mex y parece que es el plato oficial del estado de Texas. Existen dos teorías sobre su origen, una dice que fue inventado en México y la otra, que fue inventado en Texas. Para mí que lo inventaron justo en el medio, es tan hibrido como la cultura texana (ni de acá ni de allá, una cosa totalmente original).

La receta básica es carne (picada o cubeteada), puré de tomate, tomates enlatados, cebollas y porotos (negros o colorados) y ají picante (chipotle, piquín, etc.) Se sirve en bowls y en la mesa se pone cebolla picada, sour cream (tipo Casancrem) y queso rallado (un queso medio blando, se usa mucho ese cheddar amarillo artificial) para servirse a gusto y bajarle los decibeles.

Yo lo hice con carne picada, zanahoria (después me enteré de que no es un ingrediente clásico), apio, puré de tomate, tomate en cubos, cebolla, porotos colorados y Regina, chipotle ahumado (un poquito nomás porque es muy picante), comino, chile en polvo (como un pimentón de potencia nuclear.) Me salió rico porque no abusé del picante.

Chili con carne

Nota: esta foto es del chili que hice Sean porque me olvide de sacarle al mio.

About Ana

Hi, I’m Ana. I’m originally from Argentina but I’m currently living in Dallas (USA) with my British husband. I’d like to share my experiences as an expat and as a traveller.

4 thoughts on “Chili con carne

  1. Obligatorio en la cocina familiar quebequense: a los chicos les encanta y a las madres también (barato y sano, fácil de preparar y “congelable”).

  2. Qué casualidad! Justo esa misma semana hicimos chili con carne aquí en casa. Como hacía bastante frío, tenía ganas de comer un plato fuerte para entrar en calor así que le tiré la idea al cocinero en casa (mi marido, no creas que tengo un cocinero!) y el hombre se aplicó a ello. Lo malo es que a pesar de salir riquísimo, me cayó tan mal que me pasé el fin de semana descompuesta y tanto, que estuve a punto de llamar el médico a casa. Será que a sólo una semana de haber comido locro, la combinación de platos fuertes fue demasiado para mi delicado hígado? 😀

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge