Cambio de planes: Austin y San Antonio (parte 1)

Ya aprendimos a no hacer planes con bastante tiempo de anticipación porque, por lo general, nos sale todo al revés.  Hace dos meses planeamos un fin de semana en Boston, compramos los pasajes, reservamos hotel y estuvimos mirando guías de viaje. Llegó el día tan esperado, al menos por mí porque no conocía la ciudad. Vamos al aeropuerto temprano, hacemos el check-in, seguridad, y demás. Vamos a la puerta de embarque. Anuncian una demora. Nada grave, esperamos.

Esperamos.

Esperamos.

¡Anuncian la cancelación del vuelo! Parece que se quemó algo en la torre de control en Boston. Viernes a la tarde, el vuelo estaba lleno y todos desesperados por irse a Boston o escapar del calor infernal de Dallas, así que el trámite para conseguir otro vuelo fue largo y complicado. No conseguimos nada conveniente, por lo que decidimos devolver los pasajes. Teníamos equipaje de mano, la camioneta en el estacionamiento del aeropuerto y cero ganas de volver a casa con la frente marchita.

Ahí nomás decidimos ir a Austin, la capital de Texas, y después a San Antonio. Enfilamos para el sur directamente desde el aeropuerto. Reservé hotel desde el camino mientras Sean manejaba.  Me hubiera gustado conocer Boston pero la verdad es que me encanta hacer viajecitos cortos alrededor de Texas. El campo me recuerda mucho a nuestras pampas y me hace bien verlo.

Llegamos en menos de cuatro horas. Al hacer el check-in, Sean le contó al conserje lo del vuelo cancelado y de pura buena onda nos cambió a una suite. Descubrimos que la gente es muchos más agradable, simpática y servicial que en Dallas. También nos recomendó ir al bar del Driskill Hotel. Un hallazgo, me encantó. El hotel es de la década de 1880, con unos detalles de decoración de lujo que rayano en lo kitsch tejano: muchas referencias al ganado longhorn, armas, y demás. Había una banda tocando música Western en vivo y alguna que otra pareja se animó a bailar. Había una pareja jovencita que bailaba espectacular, mirarlos fue un placer.

Si bien es la capital del estado, Austin es una ciudad más bien chica y como tiene como cinco universidades (que yo sepa), el perfil demográfico es joven. Hay una calle, 6th Street, que es el epicentro de la joda nocturna para los estudiantes universitarios. Yo paso, gracias, prefiero la tranquilidad del Driskill.

This slideshow requires JavaScript.

El sábado a la mañana fuimos a visitar el capitolio, o sea el parlamento de Texas. No entré al edificio en si sino que recorrí el parque, que es inmenso. Dicen que es el parlamento estadual más grande del país, apenas más chico que el de la nación en Washington. Conociendo a los tejanos, no me sorprende. Como gustan de decir aquí, “everything is bigger in Texas (todo es más grande en Texas)”. El entrar al predio, a uno le da la bienvenida el monumento a los caídos en la Guerra Civil, infaltable en todo pueblo y ciudad tejano. Uno podrá estar de acuerdo o no con las ideas de la Confederación sureña (defendían la esclavitud y querían la secesión) pero no puede negar el inmenso orgullo que sienten todavía por quienes consideran héroes de su tierra.

Terminada la visita al parlamento enfilamos hacia San Antonio, más al sur aún.

(Este fin de semana es el que antecede a la internación de Sean. Tanto viaje puede haber contribuido al desplazamiento del dichoso disco)

About Ana

Hi, I'm Ana. I'm originally from Argentina but I'm currently living in Dallas (USA) with my British husband. I'd like to share my experiences as an expat and as a traveller.

8 thoughts on “Cambio de planes: Austin y San Antonio (parte 1)

  1. Como siempre…tus historias de viaje me en-can-tan!!!…las sigo muy de cerca…Abrazo y mucha suerte con lo de Sean..

    1. Los restaurants y bares que dan al rio son muy lindos pero no me va el quilombo de 6th Street 🙁 Si no lo conocias, la proxima anda a tomar algo al Driskill: opulencia tejana del 1800 y ricos tragos y appetizers tambien!
      Gracias por darte una vuelta por aca 🙂

  2. O mais grande do mundo … parece que son varios los que tienen esa idea ajajaja!
    Muy lindo lugar, tomo nota del bar por si voy por alli alguna vez.
    Espero que el husband esté mejorando
    un beso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge