Bergerac

Navidad en el sudoeste francés: frío, frío, frío, niebla, frío, niebla. El 24 de diciembre es un día mas, al menos para mi familia política, no se festeja nada porque el festejo grande es el 25 al mediodía. Estábamos en la casa de mi cuñado en Bourg-de-Visa (en el departamento de Tarn et Garonne) y decidimos salir a pasear. Me vino genial para levantar el ánimo.

En camino

En camino

No teníamos un rumbo definido, solo disfrutar de la campiña, los viñedos, la vista de pueblos medievales balanceándose sobre las colinas. Así fue como llegamos Bergerac, en el departamento de Dordoña, región de Aquitania.

Bergerac, a orillas del río Dordoña, se remonta al Neolítico. Después se asentaron los merovingios y luego los franceses. Se convirtió en un centro de intercambio comercial importante y sufrió daños importantes durante la Guerra de los Cien Años y las Guerras de Religión del siglo 16.

Cruzando el rio Dordoña.

Cruzando el rio Dordoña.

Siguiendo su tradición comercial medieval, en una plaza grande había un mercadillo de Navidad y feria artesanal. La gente compraba los últimos regalos, los chicos jugaban, todos tiritábamos de frío y respirábamos aire con olor a niebla.

 Place Pelissiere

Place Pelissiere

El vieille ville, o casco histórico, es una belleza y se encuentra en la margen norte de río que cruza la ciudad. La Place Pelissiere parece salida de un cuento por sus construcciones medievales con paredes abombadas y dinteles torcidos. En el punto más alto de la plaza, que cae hacia el río, hay una estatua de Cyrano de Bergerac, el protagonista de la obra de teatro escrita por Edmond Rostand en 1897. Esta obra está basada en la vida de un tal Cyrano de Bergerac que vivo en el siglo 17. Yo asocio a Cyrano con Gerard Depardieu, que protagonizó la película homónima de 1990.

Cyrano y yo. Creo que la estatua tiritaba menos que yo!

Cyrano y yo. Creo que la estatua tiritaba menos que yo!

Bergerac es una de las tantas ciudades francesas, grandes y pequeñas, donde lo mejor que se puede hacer es perderse por sinuosas callejuelas medievales y absorber la historia con todos los sentidos.

Bergerac3

 

Cómo llegar

En avión desde Paris, Inglaterra, Bruselas, Rotterdam.

En tren desde Paris hasta Burdeos y desde ahí a Bergerac o desde Lyon a Libourne y de ahí a Bergerac.

Como moverse: a pie, es una ciudad chica.

 

Foto de yapa: Otra vista desde el puente

Foto de yapa: Otra vista desde el puente

 

Foto de yapa 2: Hacia mucho frio para estar sentado ahi!

Foto de yapa 2: Hacia mucho frío para estar sentado ahí!

About Ana

Hi, I’m Ana. I’m originally from Argentina but I’m currently living in Dallas (USA) with my British husband. I’d like to share my experiences as an expat and as a traveller.

7 thoughts on “Bergerac

  1. Un lugar muy pintoresco que merece ser visitado, a pesar del frío jeje…espero algún día poder pasar al menos una navidad en un lugar con tanta tradición como la que cuentas. Esas callecitas adornadas a propósito de esas fiestas deben ser inolvidables. La estatua de Cyrano me resulta demasiado actual y contrastante con el entorno medieval, sobre todo por ese basamento de acero inoxidable. También yo asocio la figura de ese personaje con Gerard Depardieu!
    Un abrazo y gracias por el paseo.
    =)

  2. Sitios como éste me fascinan!!! caminar por esas calles y respirar historia no tiene precio…
    Gracias por hacérmelo conocer!
    Besos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge