Marmite, la amas o la odias

Marmite, la amas o la odias

Cuando estábamos de novios, Sean me hizo probar una tostada con Marmite. Por supuesto, yo no la conocía, no tenía idea de qué era porque en Argentina no se consume. Cada vez que viajaba a Inglaterra, Sean acopiaba productos típicos británicos que no conseguía en Buenos Aires, entre ellos, Marmite.

¿Qué es Marmite?

Es un extracto de levadura de cerveza y vegetales con (mucha) sal y especias. Es una pasta densa y pegajosa de color marrón muy oscuro, con un olor fuerte, como salado y “levaduroso”. El gusto es principalmente salado y tiene un dejo amargo. No la estoy vendiendo bien, ¿no? Pero a mí me gusta mucho.

Marmite es una de esas cosas que la gente ama u odia a primera vista y nunca cambia de parecer. Le pregunté a Alicia, que vive en Londres, su opinión y para ella fue desagrado instantáneo. Es más, el slogan de la campaña publicitaria de Marmite en el Reino Unido es Love It or Hate It.

Marmite, la amas o la odias

Tostadita con Marmite, un rico snack (¡al menos para mi!)

Este no es un invento nuevo. Un científico alemán, Justus von Liebig, descubrió en el siglo 19 un método para producir y envasar un concentrado de la levadura que sobra después de elaborar cerveza. Años más tarde, se descubrió que tiene vitaminas del grupo B y ácido fólico. Marmite formaba parte de las raciones de los soldados británicos en las guerras mundiales para que no les faltaran vitaminas.

En Australia y Nueva Zelanda se produce y comercializa su rival, Vegemite. Ellos dicen que es mucho más rica y mejor. Todavía no la probé, así que no puedo opinar. Unos amigos estadounidenses hicieron una degustación de Marmite y Vegemite y les supieron iguales. Quizá sea una cuestión patriótica.

Marmite, la amas o la odias

En el Reino Unido se consigue en todos lados. En el supermercado hay variedad de tamaños y frascos: el tradicional de vidrio o uno de plastico para poder estrujar

Tradicionalmente se come en tostadas con manteca. Hay que poner apenas una puntita y esparcirla bien, si no queda muy fuerte. Otra opción es hacer tostados de queso Cheddar con un poquito de Marmite, que les da un toque más de sabor. Incluso la gente prepara una bebida con una cucharadita de Marmite en una taza de agua hirviendo, es una especie de caldo que viene bien para combatir el frio. También sirve para darle envión a sopas y guisos.

Mi marido se da un gustito semanal: le encanta preparase una montaña de tostadas con manteca y Marmite y un café con leche para el desayuno de los sábados. (Recién me corrigió, come tostadas con Bovril. Eso quedará para otra entrada. Oooooops!)

Contame si probaste Marmite alguna vez. Si no ¿qué otro alimento te produjo amor u odio a primera vista?

 

 

About Ana

Hi, I’m Ana. I’m originally from Argentina but I’m currently living in Dallas (USA) with my British husband. I’d like to share my experiences as an expat and as a traveller.

12 thoughts on “Marmite, la amas o la odias

  1. Es así, Anille, es como las lentejas “o las amas o las dejas” y yo lo dejo completamente! No entiendo el sabor, demasiado salado, demasiado raro, es feo! No me gustó! 😀

  2. La verdad es que ni lo había sentido nombrar, pero me llamó muchísimo la atención. Ya si dijiste salado (soy fan de las cosas saladas, soy la que se come los pickles directamente del frasco) se que me va a encantar, así que voy a ver si los consigo por acá 🙂 Un producto que me causó desagrado total cuando lo probé es la manteca de maní. No me gustó para nada cuando la probé y eso que tenía otras expectativas (¿será mucha película? jaja).

    1. No creo que sea conocido fuera del Reino Unido, Australia y Nueza Zelanda, no te preocupes.
      Te banco lo de los pickles!
      Me pasó lo mismo con la pasta de maní. La odié durante mucho tiempo hasta que un día la probé como en las películas: un sandwich de manteca de ,mani con mermelada de frutilla. Ahí empezo a gustarme un poco.
      Gracias por comentar.

  3. Ay sí claro, nuestros amigos australianos son fanáticos y como bien dices, ellos tienen la versión Vegemite…
    Como dicen en el clásico Down Under :

    I said, “Do you speak-a my language?”
    He just smiled and gave me a vegemite sandwich

    Es como el dulce de leche para nosotros, pero como salado y amargoooo… no sé cómo les puede gustar tanto !!! Acá en Canadá creo que se consigue pero la gente no lo conoce.

    Saludos !
    Rod recently posted…New York 2015 : Lo más importante del viajeMy Profile

  4. Estaba en un hostel en Edimburgo y me puse una tonelada en la tostada pensando que era dulce…. Imaginate. Pero tengo que darle otra oportunidad como hice con la mantequilla de mani que me terminó gustando.
    Te felicito por el blog. Te descubrí a través de titin round the world. Un abrazo

    1. Jajaja! Nooooooo! Que shock! Me gusta la actitud de darle otra oportunidad. Pero la proxima usa una puntita 🙂
      Gracias por visitar el blog!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge