Ripon

Catedral de Ripon: Alicia, el conejo, una cripta

¿Qué tienen en común Alicia y la catedral de Ripon? A primera vista, absolutamente nada. Sin embargo, el nexo es el Reverendo Charles Dodgson, más conocido como Lewis Carroll, autor del libro Alicia en el País de las Maravillas.  Su padre fue canónigo de la catedral de Ripon y Lewis Carroll hacía largas visitas a sus padres.

Ripon Cathedral

La relación entre la catedral y Alicia no termina ahí. Se dice que una imagen tallada en la sillería del coro inspiró el personaje del conejo parlante que, en la primera escena del libro, pasó por al lado de Alicia y su hermana cuando estas leían a orillas del rio y se metió en una madriguera. Las sillas de madera del coro tienen tallas con escenas de la Biblia y del folklore popular. Una de ellas muestra un grifo (animal fantástico mitad águila y mitad león) persiguiendo a un conejo, que intenta meterse en una madriguera. O sea, el predecesor del conejo parlante que, mirando el reloj de su chaleco, exclamó “¡Llego tarde!”

Ripon Cathedral

Como Alicia se desvió de lo que estaba haciendo por perseguir al conejo, nosotros nos desviamos de nuestro camino para visitar la catedral. Cielo gris sobre piedra gris, gárgolas mirando al vacío con ojos vacíos, hojas mojadas pisoteadas sobre el camposanto, algún que otro transeúnte. Así nos recibió la catedral de Ripon una tarde del húmedo otoño inglés.

La catedral fue fundada en el siglo VII por San Wilfredo cuando el territorio pertenecía al reino de Northumbria. En la Edad Media, Ripon fue un importante centro de lanero y textil. El templo sufrió una serie de restauraciones y adiciones debido a distintas catástrofes: derrumbes, la Guerra de las Rosas, la Disolución de los Monasterios de Enrique VIII y la Guerra Civil Inglesa del siglo XVII, por lo que tiene un estilo ecléctico. Los estilos normando, gótico inglés, perpendicular y elementos victorianos y modernos hacen de Ripon una catedral única.

Ripon Cathedral

La única parte de la iglesia original anglosajona que sobrevivió intacta es la cripta.  Para acceder a ella, tuve que bajar una angosta escalera caracol y cruzar un pasadizo un poco más ancho que mis hombros, o al menos eso me pareció. La cripta es una habitación pequeña con techo abovedado y paredes blancas.  Para cuando llegué, me sentía agitada y me costaba respirar. Los lugares angostos y, sobre todo, bajo tierra, me ponen nerviosa. Ya me pasó en otras criptas, pero no aprendo y sigo visitándolas. No siempre tengo la oportunidad de ver un lugar tan antiguo e histórico.

San Wilfredo fue un religioso muy viajado. Iba al Continente con frecuencia y trajo ideas y prácticas, e incluso piedras de ruinas romanas que forman parte de la cripta. Lo único nuevo de la globalización es el término mismo.

Alicia siguió al conejo y apareció en un mundo de fantasía. Nuestro “conejo” fue mis ganas de conocer otra catedral medieval que tanto me gustan. Mi fantasía es el mundo de la historia, arte y arquitectura medievales. Ripon me ofreció los tres.

Ripon Cathedral

 

 

About Ana

Hi, I'm Ana. I'm originally from Argentina but I'm currently living in Dallas (USA) with my British husband. I'd like to share my experiences as an expat and as a traveller.

2 thoughts on “Catedral de Ripon: Alicia, el conejo, una cripta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge