Devon House, la casa del primer millonario negro de Jamaica

 “No dejes de probar los helados de Devon House, son los mejores de Jamaica,” me recomendaron en un grupo de Facebook.  No podía quedarme con la intriga y fui a Devon House al día siguiente de llegar a Kingston.

El primer millonario negro

Devon House

Devon House tiene una historia particular e interesante. El dueño original fue el primer millonario negro de Jamaica, George Stiebel, nacido en la década de 1820. Su madre era una empleada doméstica negra y su padre, un judío alemán. Debe haberla pasado mal en el colegio ya que abandonó a los 14 años y se colocó como aprendiz de carpintero. Su padre le dio un capital con el que compró un barco. Al tiempo compró dos más y comenzó a transportar armas a Cuba, en plena revolución contra España. Tuvo algunos problemas legales a raíz de esto, pero su mayor problema fue que su flota se hundió en una tormenta frente a la costa de Venezuela. George se salvó de morir ahogado y pudo salvar su dinero, que llevaba encima.

Devon House

Stiebel empezó de cero en Venezuela, compró mulas e invirtió en una mina de oro. Para 1873 ya era millonario. Volvió a Jamaica, donde, se dice, compró 99 propiedades porque era ilegal tener 100. Junto a su mujer, Magdalene, mandó a construir Devon House, una mansión hermosa, en 1881. En ese momento, la propiedad tenía 51 acres (20 hectáreas), una pista de carreras de caballos y hasta una pileta de natación. El clan Stiebel vivió en Devon House durante varios años hasta que se vendió en 1923.

Devon House

La familia Melhado adquirió la propiedad en 1923, que en ese momento se había reducido a 11 acres (4,5 hectáreas). Pero a doña Melhado no le gustaba porque era muy grande y la vendieron 5 años más tarde.

Los siguientes dueños fueron los Lindo. Cecil Lindo era un hombre de negocios con un talento especial para invertir y hacer dinero. Murió en 1960 y su esposa se mudó a Nueva York. Las aves de rapiña de siempre quisieron adquirir la propiedad para derrumbarla y construir condominios. Por suerte, el Estado la compró y la convirtió en patrimonio histórico.

Devon House

Lady Musgrave

Se dice que a Lady Musgrave, la esposa del Gobernador General, el representante de la corona británica en la década de 1880 (Jamaica era una colonia en esa época) le ofendía la fortuna de ese “uppity Black”. Entonces mandó a construir un camino especialmente para evitar pasar por la casa de ese “negro engreído”. Hoy es la avenida Lady Musgrave, que casualmente pasa por la esquina del departamento nuestro en el barrio de New Kingston.

Devon House

Devon House hoy

La antigua área de servicio, donde antes estaban la cocina, lavadero y demás, hoy hay un café, una heladería, una boutique y un par de restaurants. El precio de la entrada a la mansión incluye una visita guiada, permiso para sacar fotos (si no, hay que pagarlo aparte para hacerse fotos de casamiento, etc.) y un voucher para un helado. Como tenía que esperar a las 12 para hacer la visita guiada, fui a tomar el famoso helado. Meh. Pasó lo que pasa cuando alguien te habla maravillas de algo, te creás grandes expectativas y la realidad casi nunca está a la altura. Probé el de mango. Era rico, pero nada del otro mundo.

Devon House

La entrada a la mansión (el acceso a los restaurants es libre) cuesta US$10 para “residentes extranjeros”, o sea, turistas mayores y US$ 5 para los chicos, pero JA$650 y JA$350 respectivamente para residentes locales. Esa diferencia de precio es bastante generalizada. Me da bronca, pero, por otro lado, quiero creer que los lugareños pagan impuestos que van al mantenimiento de estos lugares.

La dirección es Devon House Heritage Site, Hope Rd, Kingston y abre de 10 am a 10 pm. La heladería abre a las 11.

Devon House

About Ana

Hi, I'm Ana. I'm originally from Argentina but I'm currently living in Dallas (USA) with my British husband. I'd like to share my experiences as an expat and as a traveller.

6 thoughts on “Devon House, la casa del primer millonario negro de Jamaica

  1. Muy lindoooo Jamaica, es un pendiente que tengo, pero me da un poco de cosa el tema de la seguridad y que manejan al reves. Como es? Y que tal las bananas verdes? Salieron ricas.

    1. Jajaja! Si, la verdad que son ricas como guarnición.
      Si no salís del resort, no pasa nada pero es una experiencia estéril. Nosotros estamos en Kingston, que es una mezcla de Once con Morón. Nuestro depto está frente a la residencia del Primer Ministro, asi que hay soldados las 24 horas y tenemos guardia de seguridad en la entrada. Todas las casas tiene rejas y alarmas y hasta alambre de pua. Los lugares más exclusivos tiene seguridad armada las 24 horas. El primer dia que salí sola, me acosaron como en el Conurbano. No me hicieron nada pero es igualmente feo. La segunda vez que sali a pasear, sali con un chofer, que no me dejó ni a sol ni a sombra. La capital es heavy pero este finde estuvimos en el interior y nada que ver, mucho mas tranquilo.
      Mas adelante voy a escribir sobre Kingston, todavia me falta conocer y me queda una semana.

      1. Dale Ana, esperamos ansiosos los post de Jamaica. Trabajo o placer? Un abrazo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CommentLuv badge